Hechos e investigaciones
Dermatología pediátrica




Infecciones cutáneas en Pediatría


Las infecciones cutáneas suponen una parte muy importante de las afecciones dermatológicas en pediatría. Forman un amplio espectro de lesiones de diversa gravedad y significación, que originan problemas muy diferentes cada una de ellas, tanto de índole diagnóstica como terapéutica.

Exantema superantígenos (lengua frambuesa).

Las infecciones bacterianas, muy frecuentes hace algunas décadas, han disminuido su prevalencia debido principalmente a las mejoras en las condiciones de higiene, a una generalización del uso de antibióticos y a una mejor asistencia sanitaria. Mediante los antibióticos de que se dispone en el momento actual se pueden tratar adecuadamente casi todas las infecciones cutáneas que se presenten. Hoy en día, nos enfrentamos más a retos como la mayor agresividad de ciertas bacterias, las infecciones por gérmenes poco conocidos y la generación de estafilococos resistentes a meticilina originados en la comunidad. Es posible que en un futuro próximo debamos replantearnos las indicaciones terapéuticas y las dosis de antibióticos para las infecciones bacterianas.

Las infecciones víricas de la piel, principalmente las verrugas víricas y el molusco contagioso, han experimentado un considerable aumento en su prevalencia, hablándose incluso de una verdadera epidemia. La generalización del uso de piscinas climatizadas ha conducido a problemas sanitarios de una alta prevalencia y un coste económico elevado, pese a no constituir una amenaza para la vida de los que padecen estas infecciones víricas banales. Su índole contagiosa causa problemas adicionales a las familias y los niños que las padecen. Puesto que aún no disponemos de antivirales eficaces frente a estas infecciones, nuestra única arma es la destrucción del tejido que sustenta los virus, lo que se traduce en problemas terapéuticos que suceden a diario en la consulta de dermatología pediátrica.

Verruga vulgar.

Las infecciones fúngicas también se tratarán en esta obra. A menudo su diagnóstico pasa desapercibido, pero también es común que se recete a diario una gran cantidad de productos antifúngicos para dermatosis no causadas por hongos. El crecimiento de la población inmigrante ha producido un aumento en la incidencia y un cambio en las especies patógenas de las tiñas del cuero cabelludo, con nuevos problemas de diagnóstico y tratamiento.

Ángela Hernández Martín. Atlas de infecciones cutáneas. Barcelona: Editorial Glosa; 2009.






Imprimir

Volver a la página principal

Volver al índice